Mercurio retrógrado en Libra del 27 de septiembre al 18 de octubre.

En este clima emocional tan confuso, donde aún estamos digiriendo lo que disolvió la última Luna Llena en Piscis, ahora se suma la fase retro de Mercurio poniendo en jaque Mente, Relaciónes, Acuerdos y Comunicación.

Esta temporada nos invita a recalibrar, haciendo un puende entre mundo cognitivo y emocional.
Atendamos la necesidad de diálogo interno, de escucha tanto a lo que sentimos con el corazón y lo que pensamos fría y objetivamente. Cómo lo podemos unir? Toca aliar, enlazar, tejer nuevas conexiones dentro para re-interpretar lo que somos y hacemos, lo que deseamos manifestar y como nos ponemos en acción para que de hecho suceda.

Retro es pausar, mirar, contemplar y luego actualizar cómo integramos la información que nos llega y cómo re-circulamos en el colectivo. Es tiempo de revisión y replanteo de ideas, palabras, intenciones y vínculos.

La mente humana suele estar acechada por una catarata de información contradictoria y si estamos en piloto automático no veremos lo polarizante que es esta data, si no paramos a revisar, sentir y repensar, solo nos sentiremos aún más fragmentadxs.

Hagamos un viaje interno, de silencio y meditación, adentrándonos en la profundidad de nuestra psiquis, para tomar conciencia del poder de nuestra mente, del valor de la palabra que crea realidad, para cultivarla y aprender a utilizarla de una forma cada vez más abierta, libre, inclusiva, amorosa, voluntaria y creativa.

Paremos, ralenticemos, Observemos como es que experimentamos cada idea, nos animamos a desarticularla y jugar con ella? como la ponemos en acción? Es tiempo de abrirnos a una nueva visión, a dar un giro en nuestra interpretación de la realidad, animarnos a probar nuevos puntos de vista, descubrir nuevas perspectivas y quizas, descubrir que el ángulo desde donde miramos y pensamos el mundo puede cambiar el curso de nuestro destino.

Mercurio retro nos invita a de-construir una versión mental rígida, heredada, perpetuada por la sociedad, a soltar lealtades inconscientes a linajes de creencias que ya no nos nutren, romper y desvincularnos de esos pactos que nos oprimen para Re-Crear una nueva Realidad.

Les dejo algunas preguntas como disparadores de reflexión:

¿a qué nuevos acuerdos queremos llegar? ¿son nuestros acuerdos vinculares sinceros, transparentes? ¿escucho como suena esa idea en mi cabeza? puedo observarla antes de identificarme con ella? ¿y cuando la digo en voz alta se siente igual? ¿que pasa si digo lo mismo pero en diferentes velocidades y tonos de voz? ¿me escucho? ¿escucho al otre?

les leo, les abrazo
Agu