#Marte en #Cáncer del 23 de abril al 11 de junio

Llueve sobre mojado, nos toca empaparnos, bucear en el sentir, aprender a habitar nuestra vulnerabilidad de formas nuevas, más inclusivas y conscientes. Las emociones brotan, la panza hace ruido, el pecho y la garganta quieren liberarse, pueden sentirlo?

Estamos recapitulando nuestra historia para tomar el aprendizaje, toca volver a estar presentes desde lo esencial y soltar lo que no va más. Vamos desarmando el mundo que hasta hoy hemos construido, recordando como viviamos antes, hackeando el piloto automático, ablandándonos para crear un nuevo hogar. Es hora de actualizar nuestras necesidades, de cuestionarnos nuestros espacios de pertenencia, de permitirnos silenciar la demanda externa para resetear.
Estos tiempos requieren de mucha paciencia, de habitar sinceramente los espacios que nutren y permiten aflorar quien profundamente somos cuando estamos a gusto con nuestra propia intimidad.

Los cuerpos se cansan, piden buena alimentacion, mimos y descanso, seamos amables con el proceso, estamos rompiendo memorias celulares muy antiguas, desarticulando obediencias inconscientes de nuestro clan que ya no nos dejan evolucionar.

Puede que nos enojemos con nosotres mismes, con nuestros patrones repetitivos, con personas de nuestra familia, más tenemos la chance de observar esta emoción en vez de reaccionar, usemos este enojo como motor, como catalizador de un cambio radical que esta en nosotres, que no es la culpa de nadie, más bien nuestra oportunidad de sanar.

Yo le digo SÍ!  a este darme cuenta, a este sentir, yo elijo despertar y maternarme, ocuparme de lo que me mueve hoy. Yo ya no quiero anestesiarme, no pienso evadir ni postergar mi desarrollo por nadie, ya no puedo mirar para otro lado, llego el momento de estar presente para mi, de contar conmigo y de elegir como y con quien quiero estar.

como están habitándose? se animan a canalizar la ira en amor? que nuevo hogar estan empezando a crear?

les leo, les abrazo

Agu