Mercurio retrógrado en Acuario del 30 de enero al 21 de febrero.

En este clima emocional tan intenso donde aún estamos digiriendo lo que movió la Luna Llena en Leo, se suma la fase retro de Mercurio poniendo en jaque Mente, Acuerdos y Comunicación.

Esta temporada nos invita a recalibrar lo cognitivo y lo emocional, la necesidad de un diálogo interno entre lo que sentimos, lo que pensamos y cómo lo podemos unir para re-interpretar. Es tiempo de revisión y replanteo de ideas, palabras y vínculos.

Mercurio retro siempre nos invita a mirar, contemplar y actualizar cómo integramos la información que nos llega y cómo re-circulamos en el colectivo..

La mente humana suele estar acechada por una catarata de informaciones contradictorias y si estamos en piloto automático no veremos lo polarizante que es esta data, si no paramos a revisar, sentir y repensar, solo serán aún más fragmentadas aquellas versiones que cotidianamente nos influencian.

El tiempo retro de Mercurio nos incita a un viaje interno, buscando el silencio, la meditación, adentrándonos en la profundidad de nuestra psiquis, para tomar conciencia del poder de nuestra mente, del valor de la palabra que crea realidad, para cultivarla y aprender a utilizarla de una forma cada vez más abierta, libre, inclusiva, voluntaria y creativa.

Paremos, ralenticemos, Observemos como es que experimentamos cada idea, nos animamos a desarticularla y jugar con ella? como la ponemos en acción? Es tiempo de abrirnos a una nueva visión, a dar un giro en nuestra interpretación de la realidad, animarnos a probar nuevos puntos de vista, descubrir nuevas perspectivas y quizas, descubrir que el ángulo desde donde miramos y pensamos el mundo puede cambiar el curso de nuestro destino.

Pensar a la mente como un campo de tierra fértil y a las palabras, las ideas como semillas, pura vida en potencia, encriptada y por ello quizas a simple vista cueste ver de que se trata en realidad… podemos jugar a identificar semillas? conocer las texturas de las ideas que nos llevar a lugares felices? y sembrar de ellas muchas mas?

Mercurio retrógrado nos invita a de-construir una versión mental rígida, heredada, perpetuada por la sociedad, a soltar lealtades inconscientes a linajes de creencias que ya no nos nutren, romper y desvincularnos de esos pactos que nos oprimen para Re-Crear una nueva Realidad.

Les dejo algunas preguntitas para jugar con Mercurio esta temporada:

¿a qué nuevos acuerdos podemos llegar? ¿son nuestros acuerdos vinculares sinceros, transparentes? ¿escucho como suena esa idea en mi cabeza? ¿ puedo observarla antes de identificarme con ella? ¿y cuando la digo en voz alta suena igual? ¿que pasa si digo lo mismo pero en diferentes velocidades y tonos de voz? ¿me escucho? ¿escucho a la otredad?

¿Cuál es su Mercurio natal?

Yo soy Mercurio retro en Cáncer en mi 9na casa.

les leo, les abrazo

Agu