«Vida, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las que sí puedo y la sabiduría para reconocer la diferencia.» – Niebuhr

Luna menguante en Virgo del 9 al 11 de noviembre, preparándonos para el Portal de Luna Nueva que se viene el próximo finde en Escorpio, es clave dejar espacios vacíos para poder re-crearnos y dar vida a lo nuevo.

Aprovechemos estos días para meditar y conectar con el silencio, esta emergiendo una profunda sensación de vulnerabilidad que traera la medicina si es que nos animamos a entrar en profundo contacto con nuestro ser interno.
Nos toca entrar al ruido, nos llama ese caos adentro, vamos a desenredar hilos, a desarmar mecanisnos, necesitamos bajar las revoluciones de la mente para poder ir tras nuestros verdaderos sueños.

Virgo nos enseña que no podemos controlarlo todo, es fundamental que distingamos hasta donde es que podemos aportar, hacer nuestra parte y a la vez que aprendamos a soltar cuando ya no depende de nosotres y entregarnos, confiando en la vida y su misterio.

Vamos percibiendo un nuevo orden tanto externo como interno. Podemos limpiar y ordenar nuestra casa, revisar y resignificar lo que tenemos, ropa, libros, objetos, quedarnos con lo que es esencial y recircular, donar, vender, trocar el resto. No dejemos que la energía se estanque, démosle vida a este momento. Cuando abrimos espacio en casa también podemos percibir la necesidad de llevar ese nuevo orden al verdadero Templo, enfocando en la relación con nuestra Mente, Emoción y Cuerpx.

Qué hábitos me ayudan a sentirme mejor? qué me está pidiendo mi cuerpx hoy? me doy espacio para habitar la emoción?

Son tiempos muy complejos, donde como humanidad estamos despertando a la Consciencia de Orden Sistémico, donde lo personal ya no puede desligarse del proceso colectivo, entonces descubrimos que no somos tan diferentes, que cada une desde su situación esta percibiendo esto mismo, somos muches (o todes?) quienes nos estamos sintiendo confundides, fuera de control, con la constante sensación de incertidumbre, más a la vez en esta sensación se oculta la certeza profunda de que el cambio será para un bien mayor.

La invitación del Cielo es de volver al instante presente, a tomar respiraciones profundas que nos ayuden a concentrarnos en lo que podemos hacer, un día a la vez, enfocarnos en como podemos contribuir al cambio en nuestras vidas y las de les otres, recordemos que estamos juntes en esto y es clave la empatía para acompañarnos en el proceso.

Tienen planetas en Virgo? y en casa 6? conectan con esa visión sistémica? con el Servicio?

Yo soy Venus en Virgo y Luna en casa 6.

les leo, les abrazo

aGu