Sentir lo que no va más, detectar esta sensación tan incómoda y entrar, mirar, descubrir lo que estaba en sombra y aceptar que el paso que sigue es soltar.
Cuando tomas consciencia de lo que te hace mal, ya no hay vuelta atrás, no te podes engañar, la verdad se siente adentro, no tiene sentido mentir, dilatar, disimular, negar, una vez que abrimos los ojos ya no hay vuelta atrás, es para adelante y con todo.

Y en este soltar viejas versiones, mecanismos, toxicidad, también toca soltar etiquetas con las que nos habíamos identificado, personas y vínculos que no te pueden acompañar en tu nuevo camino.

Entonces no te lo tomes personal, no es que vos o le otre esta mal, nadie tiene la culpa, pero si tenemos la posibilidad de elegir con responsabilidad, es una cuestión de vibración, no todas las personas vibran igual, ni cambian al mismo tiempo, hay relaciones, lugares, sentires, formas de pensar, ideales, rutinas que ya te quedan chicas y no dentro tuyo sabes que no podes avanzar con ese yunque encima.

Las personas y espacios que te acompañaron hasta acá también se ven modificadas por tu vibración, algunas se inspirarán, se abrirán a compartir y querrán indagar con vos, otras te rechazaran porque no querrán mirarse en el reflejo que les mostrás, algunas se actualizarán y continuarán contigo y otras simplemente se irán, dejando espacios vacíos, disponibles para nuevas experiencias y seres que compartan con este nuevo ser que sos hoy.

Suelta la culpa y abraza la posilibidad de elegir donde y con quien estar.

Como Humanidad tenemos la invitación de mutar nuestra energía, cada quien tomará sus decisiones, y nadie es quién para juzgar, nos estamos dirigiendo a nuevos lugares, creando vínculos más conscientes, hábitos más saludables y creencias más inclusivas y empáticas. Nos urge evolucionar como especie, eso empieza por vos, por mí, en todes y cada une desde su lugar, vamos creando la realidad del colectivo.

Si sentís que estas con alguien por costumbre, culpa, deudas, dependencia, moral o miedo a la soledad, quizás sea hora de dejar de forzar y buscar volver a vos, a donde tu Ser pueda redescubrirse, avanzar y fluir con alegría y libertad.

El Amor, la Amistad y las relaciones que fluyen en alta vibración, serán con quien somos afines y espejo de reciprocidad para motivarnos a crecer como individuos y en equipo.

En esta cuarentena más que nunca, la instropección nos pregunta:
me hace bien pasar mi tiempo así? Esta actividad me vitaliza o me agota? Este vínculo es recíproco? Quiero seguir invirtiendo mi energía así? Siento alegría? O me agarro de la dependencia?

Este finde la luna transita sagitario, para que conectemos con la Verdad que nos ilumine en este nuevo camino espiritual.

 

Agus