Estamos en el momento más fuerte de la historia, al menos de nuestra historia, ya que somos nosotres quienes estamos vives en este instante del Universo, donde lo que llamábamos «normalidad» se derrumba.
Vemos las ruinas de los formatos que nos contenían, caen las certezas que defendíamos y la Humanidad entera es llamada a la De-construcción, se evidencia lo obsoleto del formato, lo chico del molde social, del pensamiento binario que nos divide y aleja, del mandato rígido que vive excluyendo y fragmentándonos.
Estamos descubriéndonos híper sensibles y súper permeables a todo lo que estamos viviendo a nivel personal y más allá de toda coraza y ego individual, nuestro Ser profundo también siente y resuena en les otres, este sentir es Colectivo, el proceso, el dolor y también la sanación son de Dimensión Transpersonal.

Démonos cuenta de que vemos el Mundo, no como él es, sino como nosotres Somos, desde nuestras creencias, miedos y apegos, con esa misma vara que nos medimos y nos herimos a nosotres mismes, luego queremos medir al mundo, es hora de romper esas varas y re-descubrir lo esencialmente valioso, la Ley de Vida, la Ley de Amor. Si queremos cambiar el Mundo, toca empezar por el observador.

Probemos por un instante mirar esa idea rigida que hemos construído («yo soy asi», «esto es asa» «ya debería ser/estar «) Enfoquemos en eso que creemos saber o entender de la Vida, chequeemos la certeza inamovibile: en base a que/quién sacamos esa conclusión? Cómo y cuándo definimos que «así» tienen que ser las cosas? Se lo escuchamos decir a alguién que respetamos/tememos? Todavía sentís que le debes a un «legado» o «deber ser»? Esta definición tan dura viene de alguna situación donde se nos abrió una herida?

Estamos con una sobre-carga de definiciones armadas, enquistadas, obsoletas, heredadas, la espalda duele y lxs cuerpxs piden parar y alivianar. Cada vez se hace más evidente que necesitamos actualizar, ya no tenemos energía para seguir tratando de encajar en viejos moldes, ya no cabemos en esas «uni-formas», nadie cabe y esto aprieta, duele.

Es urgente que paremos un momento de pensar, hablar, juzgar y definir todo, darnos una pausa, un silencio, respirando profundamente, conectamos con este instante presente, como siento mi panza? el pecho? la garganta? necesito llorar? gritar? reír? Habitando estas emociones, dejo que decante el sentir, que entre la info real y actual a traves de la emoción.

Ahora no es momento de entender racionalmente, ni de definir o controlar, es tiempo de habilitar el proceso y la medicina que deviene del ritual de sentir.

Días de Luna creciente en Capricornio, nueva activación de las tensiones Cardinales, moviendo las cuatro esquinas, Libra, Aries y Cáncer.

Cómo están sintiéndose? se dan espacio para Ser y no Hacer?

les leo, les abrazo

Agus