Qué me dice mi panza, mi piel, mi sentir hoy?

Estos días es clave darnos espacio de descanso, mimo y refugio calentito, de frenar el hacer para ser.

Parar, pausar, descansar, respirar y contemplar… Qué sigo sosteniendo? por que lo hago? para qué? o para quién?
Que costo estoy pagando por que me quieran? es ese cariño real? porqué necesito tanto pertenecer? A quién le quiero demostrar el trabajo hecho, el logro, ese producto terminado? Dejo que siga operando ese mandato tan rígido de productividad? registro cuando abuso de mis propios limites? cuando le paso por encima a mi propio cuerpx?

Esta vez, no esperemos que el abrazo, la felicitación y el reconocimiento venga de afuera, esta vez, abracémonos, aprobémonos y amémonos nosotres mismes.

Estamos aprendiendo lo importante del registro emocional, del auto-cuidado, estamos de-construyendo el viejo concepto de vulnerabilidad, hogar y familia, continuamos rompiendo con modelos obsoletos que nos aprisionan, es hora de actualizar y evolucionar.

Seamos sinceres con lo realmente necesitamos y lo que ya no, entremos en nuestra profunda intimidad, observemos todo lo que fue seguro, estable, nido y ya no lo es. Soltemos apegos para dejarnos Ser. Habitémos en ternura y amor, resignificando lo que fuimos y lo que somos hoy.

La Luna avanza y transita Cáncer del 5 al 7 de noviembre, vamos metiéndonos en nuestro nidito emocional.

Como se sienten? hacen espacio para sentir lo que trae esta emoción?

les leo, les abrazo

aGu

Arte por La Amarillista